sábado, 4 de marzo de 2017

El Caballón. Dos Aguas.

Desde hacía años que queríamos ir a visitar esta cavidad y por fin había llegado el día. Me habían hablado mucho de esta cueva, de su pasamanos, de su longitud, de la cantidad de material necesario, etc. por lo que tenía muchas ganas de visitarla.

Para la actividad se formó un grupo reducido para que la visita no se alargara demasiado (no teníamos tiempo ilimitado), así que el grupo lo formamos: Ana, Jose, Lolo y Toni (como siempre el que escribe estas líneas).

A las 8:00 habíamos quedado cerca de Dos Aguas, en una explanada explanada donde se aparcan los coches y empieza la pista de acceso. Concretamente aquí.

Hay días en que todo sale mal, y ese día parecía uno de esos... El GPS del coche se empeñaba en llevarme por Dos Aguas en vez de por Monserrat, y tras 3 equivocaciones al final tuve que ir por ese camino. El problema, es que debido a las equivocaciones ya llegaba tarde por lo que no paré a poner gasolina, pensando que tenía suficiente para llegar. Al final en Dos Aguas el coche marcaba 0 km de autonomía!! El problema es que en ese pueblo no hay gasolinera :-( Así que me tocó aparcar y llamar a que alguno de los compañeros viniera a por mi. Lo prioritario era la cueva, luego ya veríamos que hacía... Tras esperar y esperar... debido a un malentendido, al final Lolo me recogió. En fin, que por no perder 5 minutos en poner gasolina, perdimos 1 hora por mi culpa!!!!!

Después de almorzar, preparar todo el material y equiparnos, pasadas las 10 empezamos a andar por la pista, ya que ésta sólo es transitable con un 4x4, y como nosotros no tenemos pues nos tocó andar y transportar todo el material (unos 300m de cuerda y unos 40 mosquetones).

El camino a pie es de aproximadamente una hora, y aunque cargados (y con los pies llenos de barro por las lluvias del día anterior), se hizo bastante cómodo y ameno. Podéis seguir este track que alguien a publicado.

Al final empezamos con el descenso a las 12:00. Lolo que ya había hecho esta sima unas cuantas veces y se la conocía muy bien fue el macho alfa encargado de la instalación.

El primer pozo es impresionante, 60m en volado! Para que no se hiciera tan largo fraccionamos un par de veces, creo recordar que hay 3 fraccionamientos, todos opcionales.

En al base del pozo, empieza el famoso pasamanos de "Agarrate que viene curva", había oído tanto de ese pasamanos que estaba expectante. La verdad es que el pasamanos tiene "tela", laaaargo... estrecho... con pasos más estrechos... giros... en total 18 anclajes. Aún así, he de decir que no fue para tanto. Se pasa bastante bien. Otra cosa es el que instala, ya que hay algunos anclajes muy incómodos y bastante alejados los unos de los otros.

Después del pasamanos descendimos a la sala Cántabra. Muy bonita. Con las paredes bellamente decoradas con "Corales". Siguiendo el recorrido tras descender varios pozos, tenemos que ascender unos metros por una cuerda fija al "Paso de la Estheticiénne", Jose fue el encargado de continuar con la instalación a partir de este punto. Aquí ya empezamos a embarrarnos algo, aunque tampoco demasiado. Seguimos el recorrido hasta que llegamos al último pozo "Pozo del Acojono", un poco precioso de 26 metros en volado. Muy estético. Al final sobre las 16:00 estábamos todos en la Sala del Gran Bloque, el fondo de la cavidad, aunque no del todo... Lolo me había reservado una cuerda para bajar el último pocito de 16 metros, según él, si no se descendía no se había hecho la cueva. Así, que mientras el resto comía algo, me dispuse a descenderlo. Para llegar al pozo te pones de barro hasta las cejas. Instalé el pozo pero al final no lo descendí totalmente ya que estaba bastante peligroso con muchas piedras sueltas, de hecho, hasta había un paso obstruido por algunas rocas que tuve que desobstruir... en fin, que no valía la pena el riesgo.

Como me había presentado voluntario para la dura tarea de desinstalar aproveché para comer algo mientras esperaba a que el resto de los componentes fueran ascendiendo, hasta que llegó mi turno. Poco a poco y sin ningún contratiempo llegamos de nuevo al pasamanos. La desinstalación de éste sí que fue dura, pero poco a poco llegué al final sin mayor consecuencia. El último pozo ya lo desinstaló Lolo.

Por fin, a las 19:00 todos fuera! Mucho antes de lo que nos esperábamos, en total estuvimos 7 horas en la cavidad.

Luego de vuelta al coche (qué frío hacía!!!). Ya sólo quedaba solucionar el problema de la gasolina, con un tubito y tras varios intentos conseguimos sacar de la furgo de Jose unos 50cl de gasoil a una botella, estaba salvado!!! Así que tranquilamente nos fuimos a cenar a Dos Aguas. Después de reponer fuerzas y con el estómago lleno, eché el preciado gasoil al coche. Así que poco a poco y sin acelerar conseguimos llegar a la gasolinera más cercana. Ahora sí, fin de la aventura!!!!

Un cueva muy técnica y bonita. Nada monótona. Sinceramente, había oído tanto que me la esperaba más dura y pesada, pero no fue para tanto. Aún así, de lo mejorcito que se puede encontrar en València.

Entrando...

En al base del pozo de entrada a casi 60m

Iniciando el famoso pasamanos Agárrate que viene curva

Más pasamanos...

Y más pasamanos...

Descendiendo



Sala Cántabra


Por el paso de La Estheticiénne


En el final de la cavidad en la Sala del Gran Bloque

Ascendiendo junto a esta blanca pared en el Pozo del Acojone

No hay comentarios:

Publicar un comentario